viernes, 7 de septiembre de 2007

FLORENCIA. Impresiones I

Primer día: “Florencia es rara” dice Bea con frecuencia. Intuye que no me gusta y, en parte, tiene razón. A veces, al tomar una calle sin neón y, extrañamente, aséptica logramos evitar el escándalo. Ciudad de ruido, ciudad artificial, ciudad caótica. Un caos, por desgracia, triste. Florencia fue. Andamos, confundidos, entre ruinas sin encanto. No volvería a esta ciudad.